Oración a San Efrén

Señor y Soberano de mi vida: Líbrame del espíritu de indolencia, vanagloria y palabra inútil.

Y concédeme a mí, tu servo pecador, el espíritu de castidad, pureza, paciencia y amor.

Si, Rey mío y Dios mío, concédeme de conocer mis faltas y no juzgar a mis hermanos porque eres bendito por siempre.

Amén.

Leave a Reply